¿Por qué debería un colaborador de la CGH alimentarse en el Comedor de Personal?

¿Por qué debería un colaborador de la CGH alimentarse en el Comedor de Personal?

Alimentarse es una de las acciones que hacemos a diario y varias veces en el día, y puede influir de manera positiva o negativa en nuestra salud.

Es decir, ¿existe una relación entre comer mal y las enfermedades?

Sí existe una relación directa. Innumerables investigaciones lo confirman. Por ejemplo, un alto consumo de frutas y verduras frescas reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer de estómago y cáncer colorrectal (OMS 2010). [1]

Por lo tanto, una mala nutrición puede debilitar nuestras defensas y hacernos más sensibles a las enfermedades, alterar el desarrollo físico y mental y reducir la productividad, por otro lado, una buena comida, con una selección de alimentos variados y su consumo moderado, ayuda a mantener una buena salud e, incluso, mejorarla.

El Departamento de Nutrición y Dietética cuenta con un equipo multidisciplinario de profesionales, nutricionistas, chefs, ingenieros alimentarios cuyo objetivo es garantizar una alimentación nutritiva, variada, agradable e inocua.

¿Cuál es la mejor dieta para prevenir las enfermedades y ser saludables?

La dieta original estaba basada en platas. Nuestro Dios nos dio una dieta vegetariana al principio, ahora la ciencia demuestra que son apropiadas y garantiza su práctica. Él quiere lo mejor para nosotros y nos dio una dieta que nos da vigor, nos ayuda a vivir sanos previniendo enfermedades. En Génesis 1:29 podemos encontrar la dieta original: “…Yo les doy de la tierra todas las plantas que producen semilla y todos los árboles que dan fruto con semilla y todos los árboles que dan fruto con semilla; todo esto les servirá de alimento” (Versión NVI).

La investigación científicas demuestra que una dieta vegetariana bien planificada suple todas nuestras necesidades de proteínas, son nutricionalmente adecuadas para vivir saludables y aportan beneficios en la prevención y tratamiento de diferentes enfermedades (ADA 2009).[2]

La alimentación que brindamos en el comedor de personal es lacto-ovo vegetariano, y cubre todos los nutrientes que el ser humano necesita. Los menús son planificados por nutricionistas en estrecha colaboración con los Chef de cocina, quienes supervisan su cumplimiento, además, nuestros ingenieros alimentarios garantizan su inocuidad.

Recordemos que la dieta original del Edén era alta en fibra, pues incluía los frejoles, legumbres, granos enteros, vegetales, frutas y nueces; esta fibra nos da saciedad y disminuye el apetito, lo cual nos ayuda a lograr y mantener un peso saludable. [3]

Estos alimentos forman parte importante al planificar nuestros menús para los colaboradores Good Hope.

También los alimentos altos en fibra ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre, muy importante para la prevención y control de la diabetes. Una investigación en Harvard (EEUU.) muestra que a mayor consumo de cereales integrales (semillas de grano entero), menor riesgo de padecer diabetes no insulinodependiente. [4]

Otro beneficio de una dieta vegetariana alta en fibra incluye:

  • Reducción del colesterol sérico
  • Menor riesgo de enfermedad cardiovascular
  • Disminución de la presión arterial
  • Mejora la función digestiva

Las dietas vegetarianas son bajas en grasas saturadas y colesterol, tienen altos niveles de fibra, magnesio y potasio, vitaminas C y E, folatos, carotenos, antioxidantes y fitoquímicos.

Por el contrario, los productos animales son altos en grasa saturada y colesterol, y no contienen ningún tipo de fibra o nutriente que ayude a combatir el cáncer. Además, cuando se cocina (freír, asar, a la parrilla o al horno) carne de cualquier tipo, se forman compuestos cancerígenos llamados Aminoácidos Heteroclíclicos (AHCs) que dañan el ADN. Los alimentos vegetarianos no forman estos agentes carninógenos cuando se cocina. (Sociedad Americana del cáncer, 2006). [5]

Recordemos: “Los cereales, las frutas carnosas, las oleaginosas y las legumbres […] preparados del modo más sencillo y natural posible, son los comestibles más sanos y nutritivos. Comunican una fuerza, una resistencia y un vigor intelectual que no pueden obtenerse de un régimen alimenticio más complejo y estimulante”.[6]

En la actualidad el comensal Good Hope, está trabajando en los siguientes puntos:

  • Insumos de primera calidad
  • Alimentos frescos y a temperatura adecuada
  • Presencia de fruta como postres de forma diaria como alternativa saludable.
  • Aumento del consumo de legumbres y vegetales con múltiples beneficios para su salud.
  • Presencia de proteína vegetal, que es de fácil digestión y no contiene grasas perjudiciales para la salud.
  • Adición suficiente y/o necesaria de sal en las elaboraciones. NO al exceso, lo cual cuida la salud.
  • Los refrescos, jugos y bebidas elaborados con frutas naturales y agua apta para el consumo humano.

Buenas prácticas de manufactura antes durante y después de la preparación de platos.

Dpto. de Nutrición y Dietética

[1] Organización Mundial de la Salud: “Informe sobre la Situación Mundial de las Enfermedades No Transmisibles”, 2010.Pág v. Disponible en: http://www.who.int/nmh/publications/ncd_report_summary_es.pdf

[2] Vegetarian Nutrition in Pregnancy. American Dietetic Association Evidence Analysis Library

Web site. http://www.adaevidencelibrary.com/topic.cfm?cat3125. Accessed March 17, 2009.

[3] Disponible en: http://www.who.int/dietphysicalactivity/es/

[4] Sonia Lorena Almeida-Alvarado1 , Tania Aguilar-López2 , Deisy Hervert-Hernández1. La fibra y sus beneficios a la salud. Disponible en: http://www.scielo.org.ve/pdf/avn/v27n1/art11.pdf

[5] American Cancer Society. Surveillance Research, 2006

[6] White, E. El ministerio de Curación, pp. 227, 228. Asociación Casa Editora Sudamericana. Buenos Aires- Argentina.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será compartida.