Dormir pocas horas perjudica la salud

Dormir pocas horas perjudica la salud

Mientras dormimos nuestro cuerpo sigue trabajando, reparan los tejidos, se fortalece el sistema inmunológico y disminuye el estrés, fomentando una vida sana y activa.

¿Sabías que dormir menos de las horas necesarias para tener un buen descanso puede afectar seriamente tu salud? Una persona que no descansa adecuadamente va a sentir cansancio durante el día y en muchas ocasiones no tendrá buen humor. Asimismo, la falta de sueño genera problemas hormonales que nos hacen más propensos a problemas de diabetes, de obesidad, entre otros.

Cuando uno se siente cansado, uno no rinde bien en su trabajo, por otro lado, hay problemas de memoria, depresión, problemas en la esfera social y psicosocial. Además, hay problemas hormonales, ya que durante el sueño se secretan ciertas hormonas y si no tenemos un buen descanso no serán secretadas y por lo tanto seremos más propensos a sufrir de diabetes de resistencia a la insulina, así como obesidad.

Durante el sueño se restauran múltiples funciones del cuerpo. En otras palabras, el sueño no es un proceso pasivo en el que el organismo, incluyendo el cerebro, está inactivo. Al contrario. Cuando dormimos, durante el sueño, sistemas, órganos y tejidos trabajan. incluso, más que en estado de vigilia.

Aquí te presentaremos algunas pautas que te ayudaran a tener un buen descanso.

  • Evita el consumo de bebidas estimulantes. No consumas cafeína ni bebidas alcohólicas por lo menos desde seis horas antes de dormir. Sin embargo, puedes sustituirlas por infusiones relajantes o bebidas sin cafeína. Se recomienda tomar un vaso de leche antes de dormir, ya que favorece la relajación y estimula un descanso adecuado.
  • Genera un clima propicio. Debes hacer que tu dormitorio sea un lugar agradable donde puedas descansar. Esto incluye una temperatura adecuada, la mayor oscuridad posible y evitar ruidos que interrumpan el descanso. Es por ello, que se recomienda dormir con las ventanas cerradas, apagar la televisión y evitar la presencia de teléfonos dentro del dormitorio.
  • Hábitos alimenticios. Antes de dormir debe comer algo liviano, no es bueno dormir con el estómago lleno ni con el estómago vacío. Se recomienda una comida equilibrada, liviana y sana por lo menos tres horas antes de acostarte.
  • Actividad física. El ejercicio aérobico diario, durante 15 minutos, favorece el ciclo del sueño. Éste debe ser realizado durante el día, evita realizarlo en la noche, ya que dificulta la relajación del cuerpo. Sin embargo, antes de dormir se pueden realizar ejercicios de relajación y/o respiración.
  • Rutina del sueño. Trata de acostarte y levantarte siempre a la misma hora. Los hábitos de sueño son muy importantes para tu cuerpo. También se recomienda no dormir boca abajo ya que puede dificultar la respiración e interrumpir el descanso.
  • Evita la siesta. De esta manera, llegaras a la noche con la necesidad de un buen descanso.
  • Baño caliente antes de acostarte. Trata de realizarlo al menos una hora antes de ir a la cama. De esta manera, el cuerpo se relaja y el cambio de temperatura en el cuerpo también provoca sueño.
  • Acuéstate solo cuando tengas sueño. Si no puedes dormirte, sal de la cama, lee un libro o realiza alguna actividad relajante. Regresa a la cama cuando vuelvas a tener sueño.

Tengamos en cuenta que la falta de un buen descanso reparador perjudica el desarrollo de las funciones cerebrales de las personas ya que no asimilan el conocimiento adquirido durante el día. Cuando uno duerme poco o su sueño no es reparador tiene mayor incidencia de tener problemas gastrointestinales de tipo gastritis y de problemas cardiovasculares como infartos cerebrales que se dan generalmente durante la madrugada.

Fuente: Dr. Elmer Huerta, Consejero Médico de Radio Programas del Perú – (RPP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será compartida.