Beneficios del Atletismo para la Salud Física y Mental

Beneficios del Atletismo para la Salud Física y Mental

Los principales beneficios del atletismo para la salud física y mental son: prevenir la obesidad y la diabetes, mejorar los niveles de colesterol, aumentar la masa muscular, mejorar la respiración, aumentar la confianza en uno mismo y la estabilidad emocional, mejora el estado de ánimo, incrementa la satisfacción sexual y otros que a continuación te explicaré.

El atletismo es un deporte que abarca numerosas disciplinas agrupadas en carreras, saltos, lanzamientos, pruebas combinadas y marchas. Todas estas actividades se caracterizan por presentar un elevado ejercicio aeróbico.

Las actividades aeróbicas son consideradas como esas prácticas de actividad física que reportan un mayor beneficio sobre la salud.

Muchos estudios se han centrado en investigar qué efectos proporcionan estos ejercicios tanto sobre la salud física y mental de las personas.

En este sentido, el atletismo es el deporte que aporta mayores beneficios sobre el estado físico del organismo y sobre el funcionamiento psicológico de la persona que lo realiza.

Beneficios físicos

El movimiento del cuerpo aporta beneficios directos sobre el estado físico de las personas. De hecho, para mantener el cuerpo en buen estado es necesario llevar a cabo una dosis mínima de ejercicio físico a diario.

En este sentido, el sedentarismo constituye el peor enemigo de la salud física. Mientras que el atletismo resulta uno de los principales aliados.

De forma general, los estudios apuntan que toda actividad física resulta beneficiosa para incrementar el estado de salud del cuerpo. No obstante, los ejercicios aeróbicos son los que han mostrado una mayor correlación con los beneficios físicos.

Así pues, el atletismo es el deporte que puede aportar mayores efectos beneficiosos sobre el estado físico. A continuación, se comentan los doce que han mostrado mayor evidencia científica.

1- Previene la obesidad

Practicar atletismo potencia la utilización de los ácidos grasos como substrato energético para la realización de un determinado nivel de esfuerzo físico. De este modo, permite ahorrar glucógeno muscular.

Así mismo, incrementa la actividad metabólica general tanto durante la realización de la actividad como durante las horas (o días) posteriores.

Así pues, practicar atletismo se traduce de forma automática en un mayor gasto energético del cuerpo, por lo que permite adelgazar y prevenir la obesidad.

Por otro lado, el ejercicio aeróbico también evita el exceso de reserva adiposa y favorece una distribución de la grasa corporal con un patrón más saludable, contribuyendo al control del peso.

2- Previene la diabetes mellitus

Cuando se realiza atletismo el cuerpo incrementa la sensibilidad a la insulina. Los niveles de estas hormonas en el plasma se reducen y se prolonga la supervivencia del páncreas endocrino.

De este modo, el atletismo resulta una de las mejores prácticas para prevenir la diabetes mellitus y combatir los efectos de esta enfermedad.

3- Mejora los niveles de colesterol

Llevar a cabo ejercicios aeróbicos permite acelerar el metabolismo de las lipoproteínas del plasma y reducir los niveles de triglicéridos.

Por otra parte, también mejora los niveles de colesterol, reduciendo el nivel del colesterol ligado a las lipoproteínas de baja y muy baja densidad.

Así pues, el atletismo es uno de los deportes que mayores beneficios aporta a la regulación de los niveles tanto de colesterol como de triglicéridos en la sangre.

4- Aporta beneficios cardiovasculares

Los efectos sobre el sistema cardiovascular provocan el principal beneficio del atletismo sobre la salud. Esta práctica mejora el rendimiento del corazón al reducir las necesidades energéticas para un determinado nivel de esfuerzo.

La frecuencia cardíaca y la presión arterial experimentan un incremento más suave. Así mismo, se aumenta el valor del gasto cardíaco máximo, sin incrementar la frecuencia cardíaca por encima de los valores normales en condiciones de sedentarismo.

Por este motivo, el atletismo permite mejorar el funcionamiento cardiovascular y prevenir el desarrollo de este tipo de enfermedades.

Así mismo, contribuye al control de la presión arterial en reposo y durante el esfuerzo en individuos con diferentes grados de hipertensión arterial.

Además, incrementa el número y la densidad de los capilares sanguíneos en el territorio vascular. Y origina un incremento de su calibre durante la realización de un esfuerzo físico.

5- Incrementa la resistencia muscular

Los músculos son uno de los órganos que más trabajan durante la práctica de atletismo.  Su realización aumenta la capacidad aeróbica y la potencia de los sistemas oxidativos de las células musculares.

Estos factores motivan un mejor funcionamiento de los músculos del organismo e incrementan la resistencia muscular de la persona.

6- Mejora la flexibilidad

Practicar atletismo con regularidad permite que los músculos se extiendan y se fortalezcan, incrementando su flexibilidad y previniendo las lesiones musculares.

De hecho, muchos estudios postulan que esta práctica deportiva es una de las que mejor funcionan para adquirir una óptima flexibilidad muscular.

7- Mejora el sistema respiratorio

Durante la práctica de atletismo la tasa respiratoria incrementa y potencia al máximo su rendimiento.

De este modo, los pulmones se acostumbran a un funcionamiento más intenso, hecho que permite potenciar su salud y prevenir enfermedades relacionadas.

8- Incrementa la resistencia

La actividad física permite incrementar la resistencia corporal a todos niveles. En este sentido, practicar atletismo aumenta la resistencia respiratoria, cardiovascular y muscular, y previene el cansancio.

9- Previene el deterioro físico

Practicar atletismo de forma constante motiva una mayor activación de múltiples partes del organismo.

De hecho, la mayoría de órganos contribuyen a la realización de este ejercicio físico, por lo que todos se benefician de la actividad practicada.

En este sentido, son muchos los estudios que han puesto de manifiesto que el atletismo previene, de forma general, el deterior físico del cuerpo.

10- Previene el deterior cognitivo

Cuando se realiza atletismo no sólo se incrementa el funcionamiento de los órganos físicos, sino que el cerebro también aumenta su actividad.

Así pues, practicar atletismo se postula también como uno de los factores importantes en la prevención del deterioro cognitivo y el desarrollo de enfermedades como el Alzheimer.

11- Aporta un efecto protector contra el cáncer de colon y próstata

Los datos acerca de los efectos del atletismo sobre el desarrollo de enfermedades cancerígenas resultan algo más controvertidos que los 8 comentados anteriormente.

No obstante, ciertas investigaciones apuntan a que el ejercicio aeróbico parece tener un efecto protector contra el cáncer de colon debido a la mayor actividad que origina en la zona abdominal, facilitado el tránsito intestinal y reduciendo el estreñimiento.

Así mismo, otros estudios apuntan que los efectos preventivos podrían extenderse también en el cáncer de próstata en hombres y en el cáncer de mama en mujeres.

12- Previene la osteoporosis

Los resultados en la prevención de la osteoporosis son más claros ya que el atletismo produce un aumento de la densidad ósea, y provoca un retardo en la aparición de este trastorno habitual en la vejez.

Por otro lado, la práctica de este deporte permite incrementar la actividad de los procesos implicados en la remodelación del hueso y reduce el ritmo de desgaste óseo que se produce con el paso de los años.

Beneficios psicológicos

La actividad física no sólo origina efectos positivos para el cuerpo, sino que también resulta altamente beneficioso para el funcionamiento psicológico.

Son muchas las investigaciones que muestran una clara asociación entre ejercicio físico y alteraciones psicológicas como la ansiedad o la depresión.

De hecho, hoy en día la práctica de actividad física constituye una herramienta psicoterapéutica en el tratamiento de diferentes problemas psicológicos.

No obstante, los beneficios que aporta el ejercicio físico sobre el estado mental no se limitan al tratamiento de psicopatologías.

Todas las personas que practican actividad física frecuentemente experimentan beneficios de forma directa en su funcionamiento psicológico. Los principales son:

1- Incrementa la actividad

El primer beneficio psicológico del atletismo resulta obvio. Practicar este deporte incrementa notablemente la actividad.

El cerebro requiere un cierto nivel de actividad física para funcionar adecuadamente. De lo contrario, se pueden experimentar alteraciones emocionales y del estado de ánimo con facilidad.

De este modo, practicar atletismo permite incrementar la actividad física y mental de la persona, por lo que mejor su estado de forma generalizada.

2- Aumenta la confianza en uno mismo

El deporte es una de las actividades principales que permite fomentar la confianza en uno mismo. Practicar atletismo permite a la persona ser consciente de sus puntos fuertes e incrementar la autoconfianza.

3- Contribuye a la estabilidad emocional

Una de las hipótesis sobre los efectos psicológicos de la actividad física radica en que esta modifica el funcionamiento de ciertos neurotransmisores.

Concretamente, parece tener una influencia directa sobre monoaminas como la serotonina o la dopamina, hecho que permite regular el funcionamiento cerebral y contribuir a la estabilidad emocional de la persona.

4- Fomenta la independencia

La práctica de actividades físicas en la infancia posee una gran utilidad educativa y socializadora.

Concretamente, el atletismo ha mostrado ser un factor importante en el desarrollo moral, la adquisición de valores y el fomento de la independencia de los niños.

5- Beneficia el estado de ánimo

El estado de ánimo es uno de los componentes psicológicos que más pueden beneficiarse de la práctica de atletismo.

Realizar este deporte provoca de forma inmediata una mayor liberación de serotonina y endorfinas. Estas dos sustancias se relacionan de forma directa con el estado de ánimo. Es decir, cuantas más hay en el cerebro mejor estado ánimo se tiene.

Así pues, el atletismo permite mejorar el estado de ánimo y mantenerlo estable. Los factores que pueden disminuir el humor de las personas pueden contrarrestarse eficazmente con la realización de este deporte.

6- Incrementa la imagen corporal positiva

El atletismo aporta efectos directos sobre la silueta corporal, reduciendo los niveles de grasa y fortaleciendo los músculos del organismo.

No obstante, sus efectos sobre la imagen corporal no se limitan a la adquisición de un cuerpo más esbelto o atlético

El atletismo fomenta la imagen corporal positiva al enviar inputs directos sobre el buen funcionamiento del organismo y la capacidad personal para rendir y mejorar.

7- Fomenta el autocontrol

El deporte es también una importante fuente de liberación emocional y regulación conductual. Practicar atletismo permite incrementar el autocontrol personal y la focalización de las emociones.

8- Incrementa la satisfacción sexual

Los datos que relacionan atletismo con satisfacción sexual son algo más contradictorios que el resto.

No obstante, una encuesta nacional reciente puso de manifiesto que las personas que practicaban actividad física presentaban índices de satisfacción sexual significativamente más elevados.

9- Reduce el estrés emocional.

Hay evidencias de los efectos del ejercicio en la reducción sintomatológica del estrés, a nivel fisiológico y psicológico. En este sentido, sus efectos son comparables a los de la relajación, por ejemplo, en cuanto a la reducción de la reactividad cardiovascular al estrés.

En este sentido, el atletismo resulta una buena técnica de manejo del estrés y su práctica permite la reducción a corto plazo de síntomas psicológicos como la agitación, el nerviosismo o los pensamientos reiterativos.

10- Contribuye al funcionamiento intelectual

Actividades físico-deportivas como el atletismo contribuyen a la mejora de la autoestima y a la integración de muchas personas con deficiencias mentales o físicas.

Ya es habitual la organización oficial de este tipo de actividades donde muchas veces es tan importante ganar una competición como el sentimiento de utilidad y de realización personal para los participantes.

11- Reduce la ansiedad

Aunque habitualmente se considera que el ejercicio disminuye la ansiedad, existen pocas evidencias contrastadas sobre su eficacia terapéutica para tratar trastornos de ansiedad en pacientes clínicos.

La mayor eficacia del atletismo se ha descrito en casos de ansiedad generalizada y de fobias simples.

Así mismo, existen algunas evidencias de que la práctica de ejercicio se acompaña de una disminución en los estados de ansiedad y el nerviosismo en los momentos posteriores a la práctica, especialmente si las personas presentaban un estado alterado anormal.

12- Mejora la calidad de vida

Existe un acuerdo general en que el ejercicio físico contribuye a la mejora del bienestar de las personas, permitiéndoles sentirse con más energía, completar más fácilmente sus tareas cotidianas y ayudándoles a dormir bien.

También es frecuente la descripción de beneficios como la mejora de la autoconfianza, la autoestima, la autoimagen, el autoconcepto, la estabilidad emocional o la sensación de autocontrol.

Todos estos factores contribuyen a la experimentación de sensaciones de bienestar y a la mejora de la calidad de vida de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será compartida.