Estos son los factores que incrementan la Hipertensión Arterial

Estos son los factores que incrementan la Hipertensión Arterial

Una persona puede ser hipertensa por razones hereditarias, pero también el estilo de vida insano puede influir en demasía.

Es la pregunta que muchas personas se hacen y es que, cuando el médico les informa que su diagnóstico es Hipertensión Arterial (HTA), la mayoría de los pacientes, primero: no creen que sea cierto, segundo: no quieren que sea cierto, y finalmente se preguntan: ¿por qué?

Esta pregunta es muy interesante pues implica una serie de factores (culturales, sociales, conductuales, metabólicos y genéticos), y una vez que los comprendamos nos ayudará a conocer mejor nuestra enfermedad y a intervenir en aquello que está en nuestras manos cambiar.

En primer lugar, nuestra forma de vida repercute en gran medida en la aparición de la HTA: el sedentarismo, el consumo de alimentos que contienen demasiada sal y grasa, y de cantidades insuficientes de frutas y hortalizas, el consumo de comidas rápidas, los hábitos nocivos como el tabaquismo y el exceso de bebidas alcohólicas.

Una pieza fundamental en la prevención de la Hipertensión Arterial es: El consumo de sal. La Organización Mundial de la Salud recomienda a los adultos consumir menos de 2000 mg de sodio o 5 g de sal al día. El contenido de sodio es elevado sobre todo en los alimentos procesados, por ejemplo, en 100 gr. de palitos salados, bolitas de queso o palomitas de maíz (1.500 mg.), “sillao” (7000 mg.), cubos de caldo de carne (20.000 mg.), a tenerlo en cuenta y si deseamos consumirlos que no sea con mucha frecuencia.

Por otro lado, retomando los factores, hay determinantes sociales de la salud como los ingresos, la educación y la vivienda, que pueden repercutir negativamente. Adicional, la urbanización acelerada y desordenada también contribuye, ya que, los entornos insalubres influyen en su aparición.

El estrés es un denominador común, ya que puede afectar los valores de la tensión arterial, y se puede desencadenar por diversas razones: por el desempleo o el temor a perder el trabajo; el tipo de trabajo y el entorno laboral; e incluso las condiciones de transporte que presentan las grandes ciudades, como Lima, para dirigirse al centro de labores (el que tiene que soportar este tipo de estrés más bien debería de preguntarse por qué no tiene HTA).

Otro factor muy importante para tener HTA es el envejecimiento, ya que la presión arterial aumenta con la edad por el endurecimiento de las arterias. Y cuando hablamos de factores metabólicos, nos referimos a la diabetes, el colesterol elevado, el sobrepeso y la obesidad. Todas estas condiciones podrán contribuir a la aparición de HTA.

Finalmente, pero no menos importante, está el factor genético o llamado también factor hereditario. Es una de las condiciones más relevantes, ya que gracias a nuestra carga genética somos completamente diferentes unos de otros, por eso que muchos pacientes piensan lo siguiente: ¿si mi tío o mi amigo come todo lo que quiere y es “gordito” y no es hipertenso por qué tendría yo que ser hipertenso?, entonces dudan y no siguen un tratamiento. Lo cierto es que nuestro organismo, cada tejido, cada arteria, es totalmente diferente a la del resto por lo que su respuesta será diferente en cada persona.

Lo que debemos entender es que nacimos programados para tener ciertos tipos de enfermedades, pero si llevamos un estilo de vida saludable, entonces podremos retrasar la aparición de estos trastornos. Y en el caso específico de la HTA, esta enfermedad tiene entre sus causas factores que en gran manera dependen de nosotros como la alimentación sana y la reducción de la ingesta de sal, que, si bien no van a detener el envejecimiento de los vasos sanguíneos, sí pueden lograr demorar su aparición.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será compartida.