¿Qué tan perjudicial es la piel de pavo para la salud?

Hay quienes afirman que comer piel de pavo es perjudicial para la salud, debido a su contenido de grasas saturadas. ¿Es esto cierto? Aquí lo detallamos.

Por estos días, muchos se preguntan si el consumo de piel de pavo es perjudicial para la salud. Este tipo de carne suele ser protagonista de las preparaciones de Nochebuena; no solo por su sabor, sino por las múltiples maneras de cocinarlo. Al horno, al cilindro, ahumado, con especias, en salsas… hay decenas de recetas para disfrutarlo.

Lo mejor de todo es que se trata de un alimento de alta calidad nutricional. Tal y como lo expone una publicación de American Heart Association, es una fuente importante de proteínas de alto valor biológico, además de vitaminas del complejo B y minerales como el fósforo, el hierro, el calcio y el zinc. Entonces, ¿es bueno comer su piel?

Piel de pavo: más grasa buena que mala

Sin duda alguna, uno de los motivos por los que algunas personas evitan la piel de pavo es por su contenido de grasa. Desde hace décadas se ha extendido la idea de que es una fuente abundante de grasas saturadas que perjudican la salud.

No obstante, estas creencias han sido desmentidas por profesionales de la nutrición. A través del blog de la Unidad Médica de CNN, Lilian Cheung, directora editorial de The Nutrition Source, de la Escuela de Salud Pública de Harvard, explica que no es necesario renunciar a la piel de pavo.

De acuerdo con la experta, la piel de las aves contiene más grasa monoinsaturada que saturada. Y si bien es cierto que agrega un poco más de calorías al plato, no supone un problema cuando se consume de manera moderada y puntual.

Por el contrario, incluir fuentes de grasas monoinsaturadas en la dieta acarrea algunos beneficios. Un estudio divulgado en la revista Missouri Medicine concluye que este tipo de grasa coadyuva en la reducción del peso corporal y el control de la resistencia a la insulina cuando se ingiere en el marco de una dieta baja en carbohidratos.

Entre tanto, una publicación en Food & Nutrition Research expone el debate sobre la ingesta de grasas saturadas. Con relación a esto, un par de ensayos controlados aleatorios informaron que no aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular. Aun así, se sugiere mantener su ingesta por debajo del 10 % del total de la energía diaria consumida.

Aunque es cierto que la piel de pavo contiene grasa saturada, es poco probable que su ingesta eleve los niveles de colesterol o de triglicéridos. Como ocurre con otras comidas, la clave está en saber moderar las porciones que se consumen. El pavo es una carne magra que podría resultar una buena opción. Pero no hay que descuidar aquellos ingredientes con los que lo acompañamos.

El método de cocción importa

Un detalle que no se debe ignorar al momento de preparar el pavo para la Nochebuena es el método de cocción. Si de cuidar la salud y el peso se trata, hay que evitar recetas que impliquen frituras o adición de grasas trans.

Una investigación compartida en la revista Nutrients detalla que métodos como el hervido y el asado se vinculan a un perfil cardiometabólico más saludable. En concreto, contribuyen a reducir el índice de masa corporal, el peso y el riesgo de enfermedades cardiacas.

Otra buena opción es la preparación en freidora de aire, un electrodoméstico que ha ganado popularidad por ofrecer ventajas en la cocción de los alimentos. Como lo explica la dietista Ariana Cucuzza en una publicación de la Clínica Cleveland, freír al aire reduce entre un 70 y 80 % la ingesta de calorías en comparación con la fritura normal.

Estos elementos tienen un proceso térmico con una innovadora tecnología que permite obtener características similares (de textura y sabor) a las frituras tradicionales, pero sin añadir aceites ni usar altas temperaturas. Ahora mismo se considera uno de los tipos de cocción más convenientes y saludables.

Otras recomendaciones para consumir pavo con piel de forma saludable

Debido a su composición nutricional, el pavo es una de las carnes más saludables que se pueden incorporar en la dieta. Queda claro que no es estrictamente necesario retirarle la piel, pues no es tan perjudicial como se pensaba.

Aun así, es conveniente poner en práctica otros consejos para garantizar platos más saludables y controlados en calorías. Esto abarca lo siguiente:

  • Optar por las recetas que incluyen abundantes verduras y especias.
  • Si es necesario el uso de aceite, elegir una opción saludable, como el de oliva, de coco o de canola.
  • Marinar el pavo con especias, jugos de cítricos o vinagre. Estos ingredientes realzan el sabor sin afectar la calidad nutricional.
  • Evitar las recetas que incluyen azúcares añadidos, salsas industriales, harinas y ultraprocesados.
  • Servir porciones moderadas.

En Navidad suele haber un consumo excesivo de calorías, por lo que preferir las formas más saludables de preparar pavo será provechoso para toda la familia.

Carne de pavo, la mejor opción para la cena navideña

La preparación de pavo para la cena navideña no solo es una tradición; se trata de una de las mejores alternativas en términos de nutrición y salud para cuidarse durante las festividades.

Este alimento contiene proteínas de alto valor biológico, es decir, con un buen perfil de aminoácidos esenciales. Además, es fuente de vitaminas del complejo B y minerales (como hierro, zinc y cobre), que son claves para promover el bienestar.

Siempre y cuando se consuma en porciones moderadas —y como parte de una dieta saludable— supone un aliado para cuidar el peso y la salud metabólica sin tener que renunciar a las recetas deliciosas. ¿Cómo te gusta prepararlo?

Fuente: Mejor con Salud

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Abrir WhatsApp
Reserva una cita aquí
Hola, tenemos un ejecutivo disponible para ayudarte en WhatsApp ahora mismo.